×

Elija su idioma

Català Català English English Español Español

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

CREAR MI CUENTA

FUENTE AV. DE MÁLAGA

En 1887 el Ayuntamiento aprueba el «proyecto de ensanche del Paseo del Río (desde el Tívoli a la caseta del Guarda), próximo a la Bella Flor», que sería conocido como el Paseo de las Delicias y obra del arquitecto Francisco Aurelio Alvarez. En 1909, el maestro de obras Rafael López traza la primera alineación de La Palmera, ante la demanda de nuevas construcciones en la Venta de la Victoria. Esta intervención, que contaba con arrecifes, farolas y bancos, se encontraba entre el Camino de Tablada y la prolongación sur del Paseo del Río, que partía de San Telmo.

A pesar de todo, los proyectos de esta avenida continuarán en 1911, en que Juan Talavera Heredia retrocede las aceras y deja una amplia extensión para vehículos y peatones; proyecto que en 1914 modifica, añadiendo rotondas y adoptando una sola vía de tráfico, y que en 1916 y 1917 respectivamente prolonga. Con todo ello se logró unir lo que se conocía como Paseo de la Palmera (desde el paso a nivel del Puerto), conectándolo con el Paseo de las Delicias, y la rotonda de la Palmera propiamente dicha, llamada así desde 1910, por el árbol que en ella estaba plantado.

En 1926 la Avenida que era conocida como de la Reina Victoria desde 1920, o simplemente de la Victoria (actualmente y desde 1980 de nuevo Avenida de la Palmera), fue objeto del Plan de Obra Conexas a la E.I.A., corriendo ésta a cargo del arquitecto municipal Leopoldo Carrera. En 1928 y 1929 se completaron, por Carrera, Antonio Arévalo, las conexiones de dicha Avenida.

Volviendo a la glorieta, pasó a llamarse desde ese mismo año de 1926 glorieta de Plus Ultra, en relación al éxito del avión que cruzara el Atlántico.

En este orden de cosas y teniendo en consideración la necesidad de urbanizar ese límite de la ciudad, el Ayuntamiento encarga al escultor José Lafita Díaz en 1928, que ornamentara ese espacio transicional con una farola monumental, que el autor soluciona con un Pedestal de mármol gris y un candelabro de hierro. Dicha farola estuvo allí desde 1929 hasta que en 1972, se ubicó en la Avenida de Malaga.

El pedestal se componía de escalón (que se suprimió en su traslado), plinto, cuerpo central y cornisa octogonales; un segundo cuerpo decreciente de contorno estrangulado, y un remate de silueta bulbosa afectada, de acuerdo con el octógono que prolonga desde su base. Adosado a él, un gran candelabro de hierro fundido con cinco canales de luz, cuatro en cada una de las direcciones del espacio y uno en extremo superior.

Imágenes y textos tomados del libro SEVILLA TURISTICA Y CULTURAL FUENTES Y MONUMENTOS PÚBLICOS
Presidente de Honor: Guillermo Luca de Tena
Presidente: Nemesio Fernández-Cuesta
Editora: Catalina Luca de Tena
Director: Francisco Giménez-Alemán
Sevilla: Director Adjunto Manuel Ramírez Fernández de Córdoba
Subdirector: Álvaro Ibarra Pacheco
Consejero Delegado de Prensa Española S. A. Jesús Fernández-Miranda y Lozana
Director General de Prensa Española S. A. José Manuel Muriel
Gerente en Sevilla: Felipe del Cuvillo
Textos: Teresa Lafita
Redactor y Coordinador: Pablo Ferrand
Diseño Gráfico e infografía: Francisco Quesada, Javier Arias, Alejandra Navarro, Charo García, Joaquin Ávila, Eva Jiménez y Juan Soldán.
Fotografías : J. M. Serrano, Manuel Sanvicente, Tomás Díaz Japón, Nieves Sanz Millán Herce Raúl Doblado, José Luis Ortega, Teresa Lafita, Archivo ABC, Archivo Histórico Municipal, Hemeroteca Municipal, Archivo de la Exposición Iberoamericana
Fotomecánica: ABC. Talleres de Sevilla y Madrid.
Impresión: Altamira Industria Gráfica. Madrid.

SUBIR